La Razón: Internet se come a las rebajas

Con un ordenador o un móvil es suficiente. Basta con entrar en la página web de una gran superficie y «clickar» en la pestaña de las promociones. Si se quiere se recoge en tienda o te lo mandan a casa. Así de fácil, sin colas, sin prisas, sin aglomeraciones y sin pisar ropa por los…